Al equipo de gobierno no le interesa seguir con los proyectos de CIPAL, prefiere ponerse la medalla de nuevos proyectos.

La inauguración del bunker rehabilitado en la playa de la Olla demuestra la política de “cara a la galería” que maneja el actual equipo de gobierno. Desde CIPAL, no criticamos que se haya adecentado el bunker que servía de “basurero” público, todo lo contrario, pero nuevamente estamos frente a la dejadez de proyectos tan interesantes que empezó CIPAL y se dejan abandonados por falta de repercusión política. Nos referimos, entre otros, al Molí dels Moros, construcción singular que permanece completamente abandonada y que desde la última corporación dejamos en una primera fase de rehabilitación. Más concretamente, que desde CIPAL, desde la concejalía de urbanismo, desenterramos prácticamente de debajo de la tierra. Otro caso es el de la nueva playa de Altea, inaugurada a “bombo y platillo”. A tan solo unos metros de allí, en uno de los márgenes de nuestro río Algar, nos encontramos con una auténtica improvisada cantera, donde se extrajo gran parte del canto rodado para la playa. El escenario es devastador y aunque denunciamos en repetidas ocasiones que se debía proceder a la restauración total del paisaje, el equipo de gobierno sigue haciendo caso omiso.

(64 Posts)