Desde CIPAL estamos indignados y muy preocupados por la deriva del equipo de gobierno hacia el sectarismo, la agresividad, la falta de consenso y participación.

En la reunión convocada por equipo de gobierno y con presencia de concejales del tripartito se dieron a conocer las modificaciones en relación a la ocupación de la vía pública. Estas modificaciones, que afectan a un sector básico de la economía de Altea como son los hosteleros, fueron transmitidas de un modo cerrado, agresivo, sin ningún tipo de respeto, participación ni búsqueda de consenso.
Estas modificaciones incluyen entre otras, subidas desproporcionadas de tasas de ocupación por mesas y sillas.
Desde CIPAL siempre estaremos a favor de la regulación de estos aspectos, pero en contra de la actitud que está mostrando el equipo de gobierno que es irresponsable y déspota. Cuesta creer que unos responsables municipales en pleno siglo XXI se comporten de este modo. Prueba de ello es que la reunión finalizó de forma brusca con el abandono de todos los asistentes indignados, salvo el equipo de gobierno que se quedó solo.
Pedimos al alcalde que tome partido en esta locura de forma inmediata ya que es el máximo responsable y deje de jugar con la economía de nuestro municipio, que afecta a miles de familias alteanas.

(67 Posts)