LA ACTUAL CONCEJALA DE URBANISMO VENDE LA PIEL DEL OSO ANTES DE CAZARLO CON FIN POLÍTICO

La Concejala de Urbanismo quiere convertirse en el pirómano que apaga el incendio que ha provocado su propio partido. Ellos cedieron hace años la Casa de los Maestros y la de la calle la Sequía con un contrato indefinido, ¡¡una locura!!

CIPAL desde urbanismo y en colaboración con servicios sociales, tras un intenso trabajo,  logró en la legislatura pasada dar una vivienda digna a las familias de la casa de los maestros y demoler el inmundo edificio, dando una solución definitiva a un problema generado por el Bloc. En el caso de la casa de calle La Sèquia donde todavía reside la familia, no fue posible, ya que los inquilinos se negaban a abandonar el inmueble, conscientes del contrato indefinido que habían firmado.  Por lo que sabemos a día de hoy no se les ha notificado que la abandonen, a pesar de que en su nota de prensa, la actual concejala Inma Orozco, habla de “posibles y gravísimas consecuencias y que ya han solucionado el problema”, lo cierto es que no es así.

“Pensamos que en política no todo vale, y menos utilizar a personas en situación de vulnerabilidad para sacar rédito político. Esperemos que la familia abandone voluntariamente la vivienda por el bien de todos, pero pensamos que Inma Orozco se ha precipitado en sus declaraciones ya que la familia sigue en el inmueble y tras un gran boquete en una de las paredes. Además, el equipo de Gobierno tampoco ha informado de qué gestiones previas al derribo del muro ha llevado a cabo en los tres años que llevan gobernando para solucionar este problema conocido por todos los alteanos”, afirma Eduardo Montes.

(114 Posts)